martes, 28 de agosto de 2007

EL ENCANTO DEL MIEDO...

Si un género periodístico se presta para la sátira es, precisamente, el de la reseña fílmica. Y bueno, nunca desde Libby Gelman-Waxner, en la mundialmente famosa revista Premiere, o Hespergencia P. de Pento, en la mexicanísima Cine Premiere, había surgido una voz más irónica para tan loable oficio que la de Eva Olivar, una verdadera cerebrito de la colonia Clavería que, con su punzante y desternillante estilo, le regala hoy a este blog una muy particular “disertación” sobre el clásico de Carlos Enrique Taboada “Hasta el viento tiene miedo”… Señores editores de diarios y revistas: échenle un ojo a este joven e “impoluto” talento nacional…


EL ENCANTO DEL MIEDO
Por Eva Olivar

¿Qué por qué nos fascina ver “pelis” de terror?

Bueno, no sólo por los abrazos gratis del o la susodicho (a) que traes en la mira, sino porque el terror bien elaborado -y digo bien elaborado, porque el mal hecho causa hilaridad ya que los monstruos usan más silicón que una porno-star, y como sucede con la porno-star te das cuenta que todo es falso (siento haberles revelado esta dolorosa verdad a los pubertos en edad de florecimiento que me estén leyendo)- siempre es un reflejo de nuestra dolorosa y aterrorizante realidad (y claro, en el terror bien elaborado los fantasmas no son creados con un sistema de espejitos; sí, como los que usan para recibir al Papa, sólo que éstos están teledirigidos a una lente que refracta la luz para hacer del haz luminoso un fantasma, y por si no lo saben así es como se formó el mito de que el Papa-móvil estaba encantado).

Pero no estamos aquí para hablar de los artilugios desesperados de los “efectistas especiales”, aunque no sé por qué sospecho que así no se les llama a los de esa profesión; pero me gusta este renombramiento, les da “caché”; sólo imagínate en una plática con tus amigas:

-“Amiga” 1: ¡Pero qué gusto! ¡Ya no haremos la rifa! ¡Tienes novio, chulis!!! (sip, esta otra palabreja me la fusilé con descaro del personaje de Kitty, pues me encanta que su lacónica silabes pueda transmitir tan certeramente el veneno ofidio).
-“Amiga” 2: Dinos, ¿a qué se dedica?
-Tú: Es efectista especial en “Hasta el viento tiene miedo”.
-“Amiga” 1: ¡Wooow! (Sr. Director, siento informarle que hay otra profesión, aparte de la suya, que causa admiración extrema y emoción onanística entre las jovencitas).
-“Amiga” 2: ¡Óoorale!
-Tú: Sí, siempre me tiene con la carne de gallina, ¡y no precisamente por miedo… chulis! (dígase la primera parte del enunciado con lujuria, y el “chulis” pronúnciese en reiterativo encajoso).


Bueno, ya les di otra vocación para ser en la vida, si es que todavía no saben. Y para los que sí saben y andan tan clavados como una servidora en las “movies”, ahora hablemos del cine bien elaborado, ese que deja buen sabor de boca tras una historia hábilmente contada. Y dado que el diálogo anterior me trajo la reminiscencia dialogática de la versión del 68 de “Hasta el vientito”, pues no se diga más y entremos en materia:

¡¡¡¡¡¡Claudiaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!
¡¡¡¡¡Hamtarroooooooooooooooooooooooooooooooooooo!!!!! (perdón, chiste local).

Ahora sí, cual debe:
¡¡¡Claudiaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!


Y ya que sus suculentas mentecillas de cerebros carnosos y tierna médula ósea han rememorado el grito apabullante de Andrea (me disculpo por el spoiler del nombre de la fantasma, ¿aplicará la onda spoiler también para remakes? Dudo cual Descartes, aclaradme), que como buen ente del más allá, regresa para ajustar cuentas al más acá. ¡Qué es fantasma, hombre! No puede faltar a la regla, ¡ni modo que regrese por las tortillas! Mmhhh, aunque hay quien si regresa por el pan de muerto… Mmhhh, interesante; esto nos lleva a pensar que los fantasmas regresan sólo por 3 causas principales:

1. Sed de venganza.
2. Advertir a sus seres queridos sobre algún peligro.
3. Gula.

Bueno, ¡pero ya! Que este no es el caso de Andrea, que le habla a Claudia más que empleado de telemarketing de la división de ventas de tarjetas de crédito. Andrea le habla por otras cosas que no me toca decir aquí (que igual y se las adelanto y no las saben, o se las digo y no se parecen en nada a lo que Taboada quería dar a entender, ¡para eso vean la peli!).

Pero trepándole nuevamente al metrobús del recuerdo, la linda Claudia, acendrada adolescente e impoluta jovencita (y lean bien "impoluta", que luego por estas terminaciones hay malentendidos) yace plácidamente en su lecho cuando el estentóreo grito de Andrea resuena en su cabeza, y ¡paff! la niña despierta agitada después de la pesadilla que en días posteriores será la constante durante su estancia en el colegio… ¡Ta taaaaan!!!


Pero no sólo esta escena asalta nuestras mentes; incluso, seguramente, no es recordada con la misma insistencia que el terrorífico striptease, y lo de terrorífico lo digo por el susto que les pega la fantasma voyeur (¡para que vean la mala vena que pueden tener estos entes y Taboada lo sabía!), porque… ¿Ya se habían emocionado? ¡Pues tómenla! ¡Ahí les va la muerta!

Otra de las cosas que recuerdo son aquellos besos de majujeo respetable con movimiento de cabecita ladeada y todo; sí, mis apreciables lectores, como lo han leído; no era el burdo lengüetazo y ya, era tomar a la fémina en cuestión con estilo, que se viera que -cual frase de novelucha de amor- “estaban rendidos de amor uno por el otro”. ¡Ooots! ¡No cualquier cosa, eehh!


Y no pues, para no desavenir al más puro estilo de mozuela en desgracia (y créanme, este es el caso) tenía que haber una directora desalmada. ¡Claro! Alguien tiene que hacerles la vida de cuadritos y ser tan mala, cual Mefistófeles sobretrabajado, sin derecho a seguro médico y sin comer, sino ¡qué chiste! ¡Cómo entrelaza uno la historia! Porque así Claudia se hiciera pis en su cama de pánico, ¿a poco creen que tan fácil iban a atenderla con dulzura? ¡Pues no! ¡Que ya había dicho que es un internado con directora nazi! ¡Y regímenes espartanos! ¡Que son los sesentas y no de en balde surgió tanto hippiteca rebelde!


Pero bueno, estas gráciles doncellas, estaban encerradas en el mencionado lugar, así que no se enteraron de la quema de brassieres, ni de la píldora anticonceptiva; si acaso sabrían del milagro mexicano, y eso porque fue en la década de los 50’s y porque las señoritas en cuestión no sufrían carencias económicas, pero de lo demás naaa, no sabían nada. Incluso, probablemente, habrán pasado su infancia sin conocer la magia de las convulsiones epilépticas causadas por calcomanías rasca-huele o de las 3D; por ello en su adolescencia no conocían ningún estupefaciente a pesar de ser los sesentas, que nadie se los indujo desde pequeñas, ¡por algo la generación del rasca-huele fue la del LSD!

Es por ello que en la película, sí creemos que Andrea es real (y no una visión venida de un coctél de anfetas, chochos y barbitúricos) efectivamente es un espíritu voyeurista, abre-cerraduras y paracaidista (por si no se han percatado, vive en la Torre de a grapa), que harta de habitar en semejante pulguero, y atraída por el aroma a hormona de tanta escuincla, se fue a dar el rol por el colegio (¿acaso alguien podría culparla?).


Salvo por el pequeño detalle de que ya felpó, y obviamente le hacen el feo, pues, ¿quién quiere tratar con la muerta?, ya que eso de tener un cuerpo ectoplásmico no es onda. El problema es que en vida la tal Andrea era harto sociable, y esas cosas no se quitan. Ya saben, está como perro con maña, y por eso duro y dale a hacer infomerciales en los sueños de Claudia.

¿Qué ganitas de darse a conocer?, pensarán ustedes. Imagínense si los vendedores pudieran usar el Sistema Ectoplásmico de Enjaretamiento Vía Sueño (SEEVS). Un día, gracias al SEEVS, nos descubriríamos despertando con una inenarrable necesidad de ir a comprar una faja para embarazada, un disfraz de arlequín o un huevo de avestruz. No, ¡por favor!

Pero bueno, independientemente de las mañas que emplea Andrea para metérsele a Claudia cual novio ganoso, el punto es que esta película es una joya, e indudablemente entra en el rango del cine bien elaborado que mencionaba al principio (sí, porque aunque no lo parezca, esta sarta de verborrea barata alguna vez tuvo un comienzo, aunque lo hayan olvidado).

Por lo que reiterado lo anterior: me despido.

¡Si tienen lavadora, ahí lavemos!

¡Adieu!

14 comentarios:

malpasz dijo...

Felicito a tan apasionada, ocurrente, humorista y original escritora, quien nos ha dejado una disertación sin igual del clásico 'Hasta el viento tiene miedo'.

No hay duda tampoco que algo raro debe estar deambulando, cual momia de Guanajuato, en la cabecita de esta Eva (quien seguro tiene el subconsciente colectivo de la madre de todas las locuras humanas).

Felicidades!!! Y espero que haya más escritos de este talento, que como bien dijo el Windmaster, bien podría ser secuestrado por algun editor deseoso de darle a sus páginas algo fascinante para atrapar a sus lectores.

Jak dijo...

Hasta el viento tiene humor!!!

Y le damos las gracias a tan agradable, excelsa, maravillosa, expresión habida de terror conjugada con humor, saliente de esa pluma implacable manipulada por la mentecilla majestuosa de la escritora que se hace llamar: Eva, haciendo honor a su nombre, como primera mujer que fue creada, así es la recomendación que nos es brindada.

Extasiable leer y apreciar inigualable talento plasmado en esta página: actores, productores, escritores, espero con… alevosía ver este “remake”.

Haré caso de tan exquisitas recomendaciones espero no me defrauden.

Argenis León Badillo dijo...

Es hasta cierto punto envidiable el poder creativo de la autora.

Felicidades y pues ya esperamos el estreno!

Heber dijo...

Vientos maniguis, eso es todo

angel_p dijo...

Felicidades a la novel (y púber) escritora! En verdad es un deleite leer tus líneas! En especial me gusto la parte del SEEVS! (Me recordó al tan añorado BAGT!)

Te mando un abrazo muy fuerte y no dejes de enriquecer este blog con tu increíble prosa!

Evaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!

nicolas cage_el vidente dijo...

Veo en un futuro cercano que publicarás tus notas en 'TV Pasillo'...

Noe González dijo...

Interesante el estilo de la señorita Olivar. Y bueno, va una crítica constructiva: hay que pulir un poco más la prosa y hacer enunciados menos largos para obtener mayor claridad. ¡Felicidades!

Anónimo dijo...

solo tengo algo que decir:

¡¡¡QUE VIVA CLAVERY HILLS!!!

TENIA QUE SER DE CLAVERIA!!
yeah!! puro fregon en ESTA colonia tan bonita!!!
jajajaja

UHHHH!!!!

Josue dijo...

¡¡oh no!! ¡¡¡soy generación rasca-huele!!!

¡jajaja! ¡muy bueno!

me reí mucho, ¡gracias!

Ernestin dijo...

Caray!!!! despues de pensar en el cúmulo de revelaciones hechas por Tatoeva, mmm pues debo admitir que me siento algo desconsertado. Aun no puedo creer que las Porn stars sean de silicon... Oh!! Dios, bien podrian usar de esas muñecas inflables en lugar de una actriz, ya que supongo que no tendrian tanta diferencia.

En fin, Si acaso, el hecho de ver un monton de nenas lindas, toditas unidas y rejuntadas en un solo lugar donde escasean los hombres, me parece llamativo y atractivo, la posibilidad de encontrarme con un sucubo (entiendase como fastama o demonnio con forma de mujer que tiene contacto con un vivo.... o caso resultó mas viva el sucubo) me hace no poder esperar más a ver esta nueva verión de un clásico no solo del terror, sino del cine mexicano.

A fin de cuentas, me siento muy orgulloso de ser amigo de alguien que siempre tiene algo que enseñarme. Para mi no es nueva esta habilidad tuya, pero aun me sigues sorprendiendo.

Exito en todo lo que debas de emprender. Besos y abrazos Tatoeva.

Kurogane dijo...

Hermosa Eva! ¡Que bueno volver a leerte! siempre tus ocurrencias me alegran la vida! Mira nada más, ¡yo también quiero vivir gratis como Andrea! jajaja

¡Suerte en el estreno!

Jeza!!! dijo...

No manches mi reina, de aquí a la fama!!!!!!

Evita de mis amores, eres grande. Y además sabes que desde antes soy tu fan. Mis mejores augurios y hartos abrazotes!!!

Y en otras cosas... a mi como que el refrito no me apetece. Que vivan las versiones originales!!!

Anónimo dijo...

Evita Chan! Muchas Gracias por siempre alegrarnos el día con tu cretividad!! Errres genial.. Me encantó (y lo digo literalmente) eso de los espejitos jajajaja.. no sabía que se podían crear fantasmas con simple manejo de la luz..chiaaa..y yo que si creía de verdad que el Papamovil tenía algo paranormal!
Oyes y hablando de nuevos oficios, deberías presentarme a tan ingenioso "Efectista Especial" platicale de mi..dile que también soy famosa como Hamtarrooooo!!! jajajajaj ahh y que también la armo de Paparrazi!! rrruso por supuesto! O sea, para que todo que da en el medio no?..

Pero bueno, ya fuera de coto..Muchas Felicidades..sabes que te queremos y apoyamos! Tequeremos Eva te queremos!! Y que este próximo octubre todos los hombres, mujeres niños y hasta al viento tengan miedooo!!! Clauuuuudiaaaaa!!!!
Que peeeeeczzzzz??

Karla dijo...

Ya ando contando los días para que se estrene este remake en el cine, porque no me pienso quedar con la duda de si vale la pena esta versión, espero que no me decepcione, por lo pronto gracias a la grata impresión que me dejó la película KILOMETRO 31 le concedo el beneficio de la duda.